lunes, 25 de junio de 2012

Chicas


HBO emitió hace una semana la season finale de "Girls", la serie que más ha dado que hablar estos últimos meses. Las primeras críticas (a nivel Twitter y blogosfera) no eran del todo entusiastas (hubo excepciones, como en mi caso, pues la serie me cautivó desde el Piloto). Pero con el paso de los capítulos, y los comentarios cada vez más positivos, "Girls" ha conseguido coronarse como la mejor serie nueva del segundo trimestre del año. De aquí en adelante, spoilers, así que si no sabes por qué ha terminado Hannah en la playa, no sigas leyendo.

Marnie, Hannah, Shoshanna y Jessa. No. No son las zorrupias. Ellas son "Girls". Y, en todo caso, serían zorronas. Cada una es un mundo. Cada una tiene sus problemas. Cada una tiene su vida. Marnie (amor absoluto para Marnie en todas y cada una de sus acciones) pensaba que tenía la vida resuelta: trabajo y un novio con el que llevaba mucho tiempo. A día de hoy, Marnie ha cambiado de compañera de piso y está soltera. En el recuerdo nos queda su beso con Jessa (¿quién se iba a imaginar que de aquella situación iba a salir lo que hemos visto en la finale?), sus cabezazos contra la cama de Charlie, el momento "real housewife", su canción, su abrazo con Hannah al son de Robyn, o su apaño en el baño después de aquel "Quiero que sepas que la primera vez que te folle puede que te asuste un poco, porque soy un hombre y sé cómo se hacen las cosas". Marnie es una diosa del siglo XXI. Hannah comenzó la serie perdiendo un trabajo y dejando de tener el apoyo económico de sus padres. Tuvo un trabajo con un jefe sobón (con cariño lo hacía el bueno hombre) y jugó a ser una adolescente mexicana. Coqueteó con un farmacéutico. Pero si por algo Hannah ha tenido su protagonismo ha sido por su historia con Adam, ese ser al que todos comenzamos odiando, pero que hoy podemos decir que tiene corazón. Aquí tenemos una historia madura y perfectamente relatada. Hannah le pedía compromiso, y cuando él se lo da, ella lo pone en duda. Momentos para el recuerdo: cuando descubre que tiene el VPH, la confesión de Elijah, su diario, el momento ducha, el abrazo con su madre después del ataque sufrido por su padre, las fotos del móvil, la paja de Adam mientras le mira, los carteles pidiendo perdón, su face to face con Michael Imperioli y "tengo cosas mejores que hacer que ser una buena amiga".


Shoshanna ha sido la "girl" con menos protagonismo de las cuatro. Y aún así, no ha hecho otra cosa que regalarnos momentazos. La más inocente, convertida brevemente en "little perv" no consigue relacionarse con chicos. Y cuando lo consigue, se encuentra con haters de vírgenes "porque sangran y se enamoran". En el 1x09 confesó que se había apuntado a una web de contactos. Veremos si eso le lleva a algún sitio. Momentos para el recuerdo: con un colocón de crack de cuidado y haciendo un masaje en la ingle a Ray. Precisamente es Ray con quien Shosh vive su primera vez. Espero que en la próxima temporada reciba la atención que merece. Y Jessa. Jessa ha dado la sorpresa en el último capítulo de la temporada. De pasar de cuida niñar, perderlas en el parque, tontear con su jefe, terminar en Urgencia cortando su relación, a besarse con su amiga Marnie para calentar a un completo desconocido, para termina casándose con él. Sí, Jessa se ha casado con Thomas-John (Chris O'Dowd), de una forma muy espontánea y 2 semanas después de haberse conocido. Y para ello, tuvo que hacer frente a la realidad: "te comportas como lo haces porque no tienes ni idea de qué hacer con tu vida".

Con una cuidada y acertadísima banda sonora, "Girls" pasa a convertirse en uno de los mejores estrenos de la temporada 11/12. Estas cuatro chicas ha conseguido robarnos el corazón, y estoy convencido de que no soy el único que las quiere como amigas. Aunque con Marnie queramos otra cosa. ¿Cuánto durará el matrimonio de Jessa? ¿Encontrará Shosh el amor en Ray o se convertirá en la más solicitada dela página de contactos? ¿Volverán Marnie y Charlie? ¿Se arreglará Hannah con Adam?
 
Si no has empezado la serie, sólo puedo decirte una cosa: este verano, ya tienes deberes. Son 10 capítulos de media hora. Y los disfrutarás de tal modo, que probablemente los veas del tirón.